Sobre mí

Siempre me han interesado los temas relacionados con la salud, por eso trabajé como médico de familia durante once años en Barcelona.

Tuve la suerte de conocer y ayudar a mucha gente, y gracias a ellos aprendí que la medicina convencional puede ser de gran ayuda.

Pero en los últimos años como médico no me sentía cómoda dedicando solo 10 minutos a los pacientes. Me sentía mal cada vez que recetaba pastillas para bloquear cualquier tipo de síntoma, puesto que siempre he creído que gran parte de las enfermedades se deben a un desequilibrio entre cuerpo, mente y alma, y que la solución no siempre pasa por bloquear lo que nuestro cuerpo expresa.

Mireia

Pese a recetar los mismos tratamientos para las mismas enfermedades, no todos los pacientes respondían igual. Tenía claro que aquellos con una actitud más positiva se recuperaban antes, pero creía que debía haber algo más. Entonces empecé a preguntarles a los pacientes si hacían alguna terapia complementaria que les ayudara a mejorar más rápidamente. Algunos de ellos me hablaron de homeopatía, otros de naturopatía, y otros de Reiki.

Hice los dos primeros niveles de Reiki porqué sentía gran curiosidad por esa técnica que podía ayudar tanto sin añadir ningún químico al organismo. Lo empecé a practicar conmigo misma y con familiares, y me di cuenta de lo poderoso que podía ser. Nunca antes había sentido aquella sensación de bienestar y energía. Algo empezó a cambiar en mí, en la forma de ver las cosas, en cómo enfocaba los problemas. Cuanto más Reiki hacía, más incómoda me sentía trabajando como médico.

Cuando la vida me dio la oportunidad de venir a Irlanda, decidí seguir mis instintos, no volver a practicar la medicina convencional, sino dedicar mi vida profesional a la sanación holística a través del Reiki.

Me acredité como Reiki Practitioner en Dublín y desde entonces trabajo en lo que creo y con lo que me siento totalmente realizada.

A través del Reiki, puedo potenciar la energía que está dentro de cada uno de nosotros, acercándome a las personas de forma holística. Y sobretodo, puedo dedicar el tiempo que cada uno necesita.